Versiculos

Sofonias 3:17

Dios se goza
¡Dios está con nosotros! Ese es el gran mensaje de la historia de Jesús (Mateo 1:23). Es el mensaje de esperanza que Sofonías dio al pueblo derrotado de Dios. Dios está entre nosotros. Él es fuerte para salvar.  se goza en nosotros, detiene las tormentas en nuestros corazones con su amoroso toque, nos canta cantos de gozo. Dios anhela estar cerca de nosotros y nos invita a acercarnos. ¿Cómo responderás?

Versos Paralelos

Sofonías 3:17

La Biblia de las Américas
El SEÑOR tu Dios está en medio de ti, guerrero victorioso; se gozará en ti con alegría, en su amor guardará silencio, se regocijará por ti con cantos de júbilo.

Nueva Biblia Latinoamericana
El SEÑOR tu Dios está en medio de ti, Guerrero victorioso; Se gozará en ti con alegría, En Su amor guardará silencio, Se regocijará por ti con cantos de júbilo.

Reina Valera Gómez
Jehová tu Dios está en medio de ti, poderoso, Él salvará; se gozará sobre ti con alegría, callará de amor, se regocijará sobre ti con cánticos.

Reina Valera 1909
Jehová en medio de ti, poderoso, él salvará; gozara sobre ti con alegría, callará de amor, se regocijará sobre ti con cantar.

Biblia Jubileo 2000
El SEÑOR está en medio de ti, poderoso, él salvará; se gozará sobre ti con alegría, callará de amor, se regocijará sobre ti con cantar.

Sagradas Escrituras 1569
El SEÑOR está en medio de ti, poderoso, él salvará; se gozará sobre ti con alegría, callará de amor, se regocijará sobre ti con cantar.

Explicación de Sofonías 3:17

Sofonías 3:17 principia declarando una de las verdades más básicas pero hermosa: El Señor salva. Mientras que la mayoría de nosotros tendemos a enfocarnos en aquello de lo que hemos sido salvos, este versículo enfatiza para lo que hemos sido salvados. De acuerdo a Sofonías 3, no tan sólo hemos sido salvados del juicio, sino también hemos sido salvados para gozo—el gozo de Dios.

Contenido Relacionado :  Versículo del día

Antes de que miremos a través de esta ventana al corazón de Dios, permítame invitar a los lectores a contestar esta pregunta: ¿Qué piensa usted que Dios de verdad siente cuando lo mira? Para muchos de nosotros, aunque intelectualmente sabemos que Dios nos ama, creemos en nuestro corazón que Dios está decepcionado con nosotros, enojado, o quizás aun que le somos indiferentes.

Otros de nosotros sabemos que somos perdonados, sin embargo, pensamos de nuestra posición ante Dios sólo en términos negativos: Él no está enojado conmigo. Yo no soy culpable.

Muchos cristianos tienen esta percepción de Dios porque sobre enfatizamos de lo que hemos sido salvados y pasamos por alto para lo que hemos sido salvos. Imagínese si alguien me preguntara como me siento sobre mis hijos, y le dijera, “No los odio.” Eso es una declaración verdadera, pero no es suficiente.

Yo amo a mis niños. Me deleito en ellos. Pero cuando pensamos de nuestra relación con el Señor, muy a menudo sólo pensamos de las cosas que Dios no piensa o siente: “Él no está enojado conmigo. Él perdonó mi pecado.”

Una historia más grande de salvación

Un canto individual se entiende mejor en el contexto de su lugar dentro de la vida y obra del compositor o de la banda. Así es con el canto que Dios le canta a su pueblo. Este pasaje viene al final del Libro de Sofonías, que trata casi en su totalidad sobre el juicio de Dios.

El libro principia con Dios declarando, “Arrasaré por completo cuanto hay sobre la faz de la tierra” (1:2) y se desarrolla poco a poco con Dios declarando juicio a nación tras nación. Entonces, y sólo entonces, Dios declara su gracia. Hay una profunda dinámica obrando entre la justicia de Dios y el gozo de Dios.

Contenido Relacionado :  Cantare 8:6-7

El juicio de Dios solo se puede entender como la expresión del carácter de Dios dentro de la historia de la gracia de Dios. Él es majestuoso y misericordioso. Y la justicia de Dios no es incompatible con su amor sino surge precisamente para proteger lo que Él ama.

El odio de Dios hacia el pecado y el mal no es nada de qué avergonzarse. El juicio es la respuesta justa y recta de cómo el pecado y el mal corrompen la misma bondad de la creación. Todos sabemos muy dentro de nosotros que la justicia es algo bueno, es por eso que clamamos justicia cuando el débil es oprimido y cuando a alguien se le ha hecho mal. Nos enfurecemos cuando el culpable sale libre; no queremos que los agravios sean ignorados. Dios es juez justo, y su perfecta justicia es un aspecto esencial de su perfecto carácter.

Además, el santo juicio de Dios es inseparable de su intención de restaurar la creación entera. Él no es irritable, arremetiendo arbitrariamente contra las personas moralmente neutrales. La Biblia es la historia de un Rey santo restaurando a un pueblo inmundo y renovando su creación entera.

Aquello contra lo que Dios está en contra en juicio se debe entender dentro de la historia más amplia de lo que Dios está a favor en amor. Sin la santidad de Dios, su gracia se abarata. La misericordia se remueve. El amor se convierte en sentimentalismo. Dios se convierte en Santa Claus.

El Señor es justo y alegre.

Es guerrero feroz porque es padre compasivo. A través del Antiguo Testamento, tanto la justicia como la misericordia de Dios son proclamadas audazmente. ¿Pero cómo puede un Dios justo alegrarse de un pueblo rebelde?

Contenido Relacionado :  Genesis 3:16

Esta tensión a final de cuentas se resuelve en la Cruz, donde la muerte expiatoria de Jesucristo muestra el carácter recto de Dios y libra del pecado a un pueblo injusto. Jesucristo realiza el gran intercambio, donde Él paga el castigo por nuestro pecado y nosotros recibimos el estatus de su justicia.

La Cruz es un constante recordatorio de que nuestro pecado es grande pero que nuestro Salvador es más grande. Y aunque Sofonías 3:17 es una declaración dirigida a la tribu de Judá, en última instancia es el León de Judá quien la cumple. ¿Por qué Jesucristo resistiría el dolor de la Cruz y la vergüenza de tan horrenda muerte? Como el autor de Hebreos lo dice, lo hizo “por el gozo que le esperaba” (12:2). A través de Cristo, somos salvados del juicio y para gozo.

Vídeos de Sofonias 3:17

Entradas Relacionadas