Versiculos

Ezequiel 23:20

Ezequiel 23:20
Allí se había enamorado perdidamente de sus amantes, cuyos genitales eran como los de un asno y su semen como el de un caballo.

Versos paralelos

Ezequiel 23:20 - Biblia Nueva Traducción Viviente

Sintió deseos sensuales por sus amantes con órganos sexuales tan grandes como los del burro, que eyaculan como un caballo.

Ezequiel 23:20 - Biblia Dios habla hoy

y se apasionó por sus amantes egipcios, que en sus impulsos sexuales se parecen a los asnos y los caballos.

Ezequiel 23:20 - Biblia de Jerusalen

y se enamoraba de aquellos disolutos de carne de asnos y miembros de caballos.

Ezequiel 23:20 - Biblia Católica (Latinoamericana)

Ardía en deseo por unos desvergonzados que se calentaban como burros y cuyo sexo era como el de los caballos.

Explicación de Ezequiel 23:20

La lectura pura y dura del verso nos presenta una descripción de carácter sexual y erótico, en la que se dice que cierta categoría de mujeres elegía a sus amantes por el tamaño de su pene y pensando en el volumen de las eyaculaciones.

Las imágenes son deliberadamente fuertes, y están destinadas a despertar la mente al significado espiritual de las cosas que hacemos, y que sólo son captadas por nosotros en su peso cuando se nos permite verlas por medio de parábolas que impactan nuestros sentidos.

En efecto, Ezequiel utiliza la imagen de dos hermanas sexualmente pervertidas y glotonas; casadas, pero adúlteras por placer y mucha voluptuosidad; y a las que les gustaban los egipcios porque su miembro era como el de los asnos, y les encantaba el volumen de la eyaculación de los asirios.

¡Y así declara la Tara de Israel!

Contenido Relacionado :  Galatas 5:19

Es el primer caso de descripción psicológica del fenómeno de la ambivalencia sexual y afectiva realizado en la historia de la humanidad. Es también el primer caso de aplicación de la afirmación a un fenómeno aún mayor: la cizaña de un pueblo y su pasión por lo que lo destruyó.

En la secuela se dice que estas dos mujeres eran adictas al maltrato desde la infancia. Crecieron con los pechos manoseados. Y desde una edad temprana desarrollaron el gusto por el abuso como placer.

De este modo, el profeta denuncia la relación sadomasoquista de Israel con sus "amantes", que, al mismo tiempo, eran los perversos "chulos" de Israel.

Israel se entregó a quien odiaba. Eso es lo que se dice.

En cuanto al uso de nombres, esto es lo que se dice:

"Sus nombres eran Aholah la mayor y Aholibah su hermana, y eran mías, y tenían hijos e hijas; y en cuanto a sus nombres, Samaria es Aholah y Jerusalén es Aholibah".

Samaria es Aholah, que significa tienda. Mientras que Jerusalén es Aolibah, que significa mi tabernáculo en ella.

Jerusalén es superior a Samaria, pero en la época del cautiverio, Samaria era la mayor, pues fue la que se prostituyó primero.

Lea todo el texto y lo entenderá, porque se explica por sí mismo.

Lo que me preocupó y me hizo responder fue la angustia con la que preguntaste algo tan poco significativo para la vida, o para la fe; lo que me llevó a creer que era una tara tuya; algo que, inconscientemente por tu parte, se asemeja mucho a lo que el texto describe sobre la pervertida psicología espiritual de Israel, y que estaba siendo ilustrada por la tara de las mujeres que se entregan con avidez a los que más les duele.

Contenido Relacionado :  Efesios 6:10

"Por bondad en el nombre de Jesús" - así lo pediste.

Ahora bien, ¿qué puedo pensar al medir los significados si no es que el texto a entender no era el de Ezequiel 23:20, sino el suyo?

¡Así que aquí dejo la puerta abierta!

Si lo deseas, puedes abrir tu corazón.

Dejo el texto completo de Ezequiel para su lectura. Lea el texto completo. El texto no habla de ti. Eres tú quien se ve manifestado en el texto.

Con afecto y oración, en Aquel que nos ama,

Vídeos de Ezequiel 23:20

Entradas Relacionadas