Versiculos

Romanos 8:31

Dios pelea por nosotros
En ocasiones los cristianos pasamos por terribles sufrimientos. Y a veces los sufrimientos son de tal magnitud que pareciera que todas las puertas se nos cierran. Estoy seguro que Dios está vivo y conoce nuestras necesidades; por eso, siempre abre una ventana por donde entra un rayo de luz a nuestra vida para darnos esperanza. ¿Recuerda esa ocasión cuando la situación por la que usted estaba pasando era tan difícil y parecía que no había salida? Pero salió victorioso, pues está aquí esta mañana. Si Dios le ayudó, le dio la salida, en esa situación, ¿lo dejará ahora derrotado? ¡Ningún sufrimiento, por más grande que sea, podrá arrebatarnos el amor de Dios en Cristo! Porque él venció, nosotros somos vencedores.

Versos Paralelos

Romanos 8:31

La Biblia de las Américas
Entonces, ¿qué diremos a esto? Si Dios está por nosotros, ¿quién estará contra nosotros?

Nueva Biblia Latinoamericana
Entonces, ¿qué diremos a esto? Si Dios está por nosotros, ¿quién estará contra nosotros?

Reina Valera Gómez
¿Qué, pues, diremos a esto? Si Dios por nosotros, ¿quién contra nosotros?

Reina Valera 1909
¿Pues qué diremos á esto? Si Dios por nosotros, ¿quién contra nosotros?

Biblia Jubileo 2000
¿Pues qué diremos a esto? Si Dios es por nosotros, ¿quién será contra nosotros?

Sagradas Escrituras 1569
¿Pues qué diremos a esto? Si Dios es por nosotros, ¿quién será contra nosotros?

¿Cuál es el contexto en de este versículo en Romanos?

Romanos es una carta que fue escrita por el apóstol Pablo a los creyentes en Roma alrededor del año 56-58 d. C., según Got Questions . En ese momento, Pablo nunca había visitado Roma, pero el cristianismo parece haber estado presente allí durante varios años. La iglesia estaba bien fundada y bien conocida.

Contenido Relacionado :  Romanos 12:21

Aunque la intensa persecución bajo el emperador Nerón aún no había comenzado, solo unos años después de la escritura de la carta de Pablo, los cristianos serían culpados por la quema de Roma. El sentimiento contra ellos ya era un problema. La mayoría de los primeros cristianos romanos eran de ascendencia judía, y habrían regresado lentamente después de que los judíos fueron exiliados de Roma en el año 49 dC bajo el emperador Claudio, un edicto que no caducó hasta su muerte en el año 54 dC, escribe Kenneth Berding .

Significado de Romanos 8:31

Romanos 8 comienza con la declaración, “Por lo tanto, no hay condenación para los que están en Cristo Jesús “( Romanos 8: 1 ). Pablo continúa exponiendo la vida en el Espíritu. “Pero si Cristo está en ti, entonces, aunque tu cuerpo esté sujeto a la muerte a causa del pecado, el Espíritu da vida a causa de la justicia” ( Romanos 8:10 ). Él explica que somos hijos de Dios.

Luego pasa al sufrimiento. “Ahora, si somos niños, somos herederos, herederos de Dios y coherederos con Cristo, si de hecho compartimos sus sufrimientos para que también podamos compartir su gloria” ( Romanos 8:17 [19459003 ]). Pablo explica que nuestros sufrimientos actuales palidecen en comparación con la gloria venidera. El Espíritu estará con nosotros para ayudarnos, y Dios hace todas las cosas para bien. El cristiano está destinado a ser conformado a la imagen del Hijo: llamado, justificado y glorificado ( Romanos 8: 29-30 ).

Aquí es cuando aparece el versículo en cuestión. “Entonces, ¿qué diremos en respuesta a estas cosas? Si Dios está por nosotros, ¿quién puede estar en contra de nosotros? ( Romanos 8:31 ).

Contenido Relacionado :  Genesis 3:19

Paul continúa sus preguntas retóricas después de esto. “¿Quién acusará a los que Dios ha elegido? Es Dios quien justifica ”( Romanos 8:33 ).

“¿Quién nos separará del amor de Cristo? … Porque estoy convencido de que ni la muerte ni la vida, ni los ángeles ni los demonios, ni el presente ni el futuro, ni ningún poder, ni altura ni profundidad , ni ninguna otra cosa en toda la creación, podrá separarnos del amor de Dios que está en Cristo Jesús nuestro Señor ”( Romanos 8:35 , 38-39)

Enseñanza de Romanos 8:31

Este versículo nos da esperanza, no que siempre prevalezcamos, sino que nuestro destino eterno y el amor de Dios están seguros. Aunque podamos sufrir, no seremos destruidos. No importa lo mal que parezcan las cosas, debemos recordar que “Dios es para nosotros”; El nos ama profundamente. Somos sus hijos, con Jesús como nuestro hermano mayor ( Romanos 8:29 ).

El versículo es convincente por sí solo, pero en el contexto de Romanos 8 , el pasaje es un poderoso recordatorio del gran amor de Dios y sus excelentes planes para nosotros.

Vídeos de Romanos 8:31

Contenido

Entradas Relacionadas