Historias

Resurrección de Jesús

Resurrección
La palabra resurrección proviene del latín resurrectio, que quiere decir levantarse de nuevo, resurgir o alzarse una vez más. Con esta palabra se designa a la acción y efecto de resucitar, de volver a la vida derrotando a la muerte. La creencia en la resurrección está vinculada a la interpretación antigua del comportamiento solar, que cada día nace y muere, solo para volver a nacer al día siguiente. la resurrección es una figura recurrente en la literatura de la antigüedad. Es atribuida a un misterio de los dioses, solo realizable por ellos. El conocimiento del poder de resucitar está prohibido a los seres humanos. Esta idea es común a diferentes sistemas de pensamiento y fe.

Qué es Resurrección de Jesús:

La resurrección de Jesús es la acción mediante la cual se cree que Jesús de Nazaret o Jesucristo vuelve a la vida de entre los muertos, tres días después de tras haber sido crucificado y sepultado. Se trata de la creencia fundamental de los cristianos a partir de la cual se propagó esta confesión religiosa.

Incluye también la convicción de que, tras la resurrección, Jesús asciende en cuerpo y alma a la presencia del Padre y desde allí reina sobre todo lo creado. A esta última creencia se le conoce con el nombre de Ascensión del Señor.

Para los creyentes, la resurrección confirma el origen divino de Jesús, pues en el marco del pensamiento religioso, resucitar en un poder atribuido exclusivamente a Dios. Así, el acto de la resurrección de Jesús es prueba de su naturaleza divina y es, al mismo tiempo, promesa y esperanza para todos los cristianos.

Este acontecimiento es el fundamento de la celebración de la pascua y la sagrada comunión o eucaristía, en la cual se recuerda el memorial de la pasión, muerte y resurrección de Jesús. La centralidad de la resurrección en el pensamiento cristiano le dio su nombre actual al día domingo en las lenguas latinas. Domingo quiere decir, así, día del Señor.

Además, la resurrección de Jesús se celebra solemnemente todos los años en la Semana Santa. Es el punto culminante o álgido de la Pascua, y se recuerda a través de dos rituales complementarios: las misas de "Sábado de Gloria" (a la media noche del sábado al domingo) y "Domingo de Resurrección" (a plena luz del día).

Contenido Relacionado :  Jacob y Esau

 ¿En qué consistió la resurrección?

En el Nuevo Testamento, el acontecimiento de la resurrección se expresa con varias palabras: exaltación, glorificación, ascensión, señorío cósmico, entrada en el santuario del cielo, presencia… Pero se prefiere el término «resurrección» porque es el más claro y completo para indicar que el que había muerto ha vuelto a la vida.

Para comprender lo que sucedió, vale la pena ver primero lo que no es la resurrección:

  1. No es «revivir», es decir, volver a la vida terrena como antes. Eso es lo que hizo Jesús con Lázaro, con el hijo de la viuda de Naim y con la hija de Jairo: restituyó su cuerpo a la vida ordinaria. Pero después volvieron a morir.

  2. No se trata tampoco solamente de la «inmortalidad del alma», que sería una especie de resurrección a medias. La resurrección se refiere a la entrada en la vida sin fin de toda la humanidad de Jesús, incluido su cuerpo. Por eso el sepulcro quedó vacío.

  3. Tampoco se trata de una «reencarnación», como admiten el hinduismo y el budismo, que consiste en la transmigración del alma a un cuerpo distinto. El cuerpo de Jesús sigue siendo el mismo.

  4. Mucho menos es como un «recuerdo vivo» de Jesús, que habría provocado en sus discípulos la convicción de que seguía presente. Porque fue el encuentro con Jesús resucitado lo que suscitó en sus discípulos la fe en la resurrección, no al revés.

  5. Y tampoco se trató de una realidad «inventada» por los discípulos por fraude o alucinación. Después de la muerte de Jesús, los discípulos estaban tristes, miedosos, incrédulos, escépticos. Sólo un gran acontecimiento pudo cambiarlos, devolviéndoles el primitivo entusiasmo por Jesús y por su seguimiento.

Evidencia de la Resurrección

  • Primero, Cristo predijo su resurrección. La Biblia registra: "Desde entonces comenzó Jesús a advertir a sus discípulos que tenía que ir a Jerusalén y sufrir muchas cosas ... y que era necesario que lo mataran y que al tercer día resucitara" (Mateo 16:21 NVI). Aunque sus seguidores no entendieron lo que les estaba diciendo en ese momento, recordaron Sus palabras y las grabaron.
  • Segundo, Jesús hizo numerosas apariciones a sus seguidores. Él consoló a los dolientes fuera de su tumba el domingo por la mañana. En el camino a Emaús, explicó cosas acerca del Sí mismo del Antiguo Testamento. Más tarde, comió en su presencia y los invitó a tocarlo. La Escritura registra que Jesús fue visto por más de 500 al mismo tiempo. Algunos pueden argumentar que algunas personas podrían haber aceptado un engaño, pero ¿cómo se puede explicar la colaboración de 500 personas?
  • Tercero, la fe implacable de los discípulos me convence de la Resurrección. Aquellos discípulos que una vez tuvieron tanto miedo de desertar de su Señor ahora proclamaron valientemente esta noticia, arriesgando sus vidas para predicar. Su comportamiento audaz y valiente no tiene sentido a menos que supieran con absoluta certeza que Jesús había resucitado de entre los muertos.
  • Cuarto, el crecimiento de la iglesia cristiana confirma la Resurrección. El primer sermón de Pedro, que trató sobre la resurrección de Cristo, incitó a la gente a recibirlo como su Salvador viviente. Lucas registra los resultados emocionantes: "Ese día se añadieron unas tres mil almas" (Hechos 2:41). Y ese grupo de creyentes se ha multiplicado hasta ahora y llega a todo el mundo. Hoy, hay cientos de millones de creyentes.
  • Finalmente, el testimonio de cientos de millones de vidas transformadas a través de los siglos muestra el poder de la Resurrección. Muchos han sido liberados de adicciones. Los indigentes y desesperanzados han encontrado esperanza. Matrimonios rotos han sido restaurados. La prueba más concluyente para la resurrección de Jesucristo es que Él está viviendo dentro de los creyentes hoy, en toda su vida resucitada y su poder transformador.
Contenido Relacionado :  Parábola de la oveja pérdida

La Resurrección separa el cristianismo. Ningún otro líder religioso ha roto el poder de la muerte y ha conquistado el pecado

Significado de la Resurrección

La Resurrección confirma que Jesús es quien dijo ser. Consideremos la magnitud de este evento:

  • La Resurrección demostró que Cristo era divino. El hecho de que Jesucristo murió en la cruz no prueba en sí mismo que Él es Dios. Jesús demostró su deidad cumpliendo las profecías de su muerte y por su regreso de la tumba. La Biblia declara que "y quedó demostrado que era el Hijo de Dios cuando fue resucitado de los muertos mediante el poder del Espíritu Santo" (Romanos 1: 4, NTV).
  •  La Resurrección demostró el poder de Cristo para perdonar el pecado. La Biblia afirma: "Si Cristo no resucitó, tu fe no tiene valor, aún estás en tus pecados" (1 Corintios 15:17). Al resucitar de los muertos, Jesús demostró su autoridad y poder para romper los lazos del pecado y asegurar el perdón y la vida eterna a todos los que aceptan su regalo de salvación.
  • La Resurrección reveló el poder de Cristo sobre la muerte. La Biblia registra: "Sabemos que Jesucristo resucitó, y que nunca más volverá a morir, pues la muerte ya no tiene poder sobre Él" (Romanos 6: 9, TLA). La Resurrección también aseguró nuestra victoria sobre la muerte y "nos levantó de los muertos junto con Cristo y nos sentó con él en los lugares celestiales, porque estamos unidos a Cristo Jesús" (Efesios 2: 6, NTV).
  • La Resurrección derrotó al enemigo de Dios. Desde el momento de su rebelión original hasta el día de la Cruz, el diablo luchó cruelmente y astutamente para derrocar al reino de Dios. Satanás debió haber pensado que había dado el golpe final y decisivo en esta guerra milenaria. Pero este fue el error de cálculo más grave del diablo. La cruz fue el triunfo del cielo. Y cuando Jesucristo se levantó, el poder del pecado y la muerte quedaron para siempre destrozados. Debido a la Resurrección, los cristianos nunca deben temer a Satanás ni a la muerte nuevamente.
Contenido Relacionado :  Abraham e isaac

Vídeos de Resurrección de Jesús

Contenido

Entradas Relacionadas