Libros

Evangelio según san Juan

San juan
El cuarto Evangelio difiere considerablemente de los tres anteriores, tanto por su forma literaria cuanto por su contenido. La tradición cristiana lo atribuye al Apóstol JUAN, a quien identifica con «el discípulo al que Jesús amaba» (13. 23; 19. 26; 20. 2; 21. 7, 20), y hay varios indicios en el mismo Evangelio que corroboran esta atribución. De todas maneras, la redacción final del Libro es el resultado de una larga elaboración en la que también intervinieron los discípulos del Apóstol. La obra fue concluida hacia el año 100, y tenía como destinatarios inmediatos a las comunidades cristianas de Asia Menor. El Evangelio de Juan gira en torno a un tema fundamental: Jesús es el Enviado de Dios, su Palabra por excelencia, que vino a este mundo para hacernos conocer al Padre. Él no habla por sí mismo, sino que «da testimonio» de la Verdad que escuchó del Padre (3. 11-13, 31-34), y toda su vida es una revelación de la «gloria» que recibió de su mismo Padre antes de la creación del mundo (17. 1-5).

¿Quién escribió este libro?

El apóstol Juan escribió este libro. A lo largo del libro se refirió a sí mismo como el discípulo “a quien Jesús amaba” (véanse Juan 13:23; 19:26; 20:2; 21:7, 20).

Juan y su hermano Santiago [Jacobo] eran pescadores (véase Mateo 4:21). Antes de convertirse en discípulo y apóstol de Jesucristo, Juan era al parecer un seguidor de Juan el Bautista (véanse Juan 1:35–40; Guía para el Estudio de las Escrituras, “Juan, hijo de Zebedeo”, escrituras.lds.org).

¿Cuándo y dónde se escribió?

No sabemos con exactitud cuándo escribió Juan este libro. Las fechas propuestas para su escritura varían desde el año 60 d.C. hasta el 100 d.C. Los primeros escritores cristianos del siglo II d.C.sugirieron que Juan escribió este libro en Éfeso, Asia Menor (la actual Turquía).

Resumen

El cuarto Evangelio difiere considerablemente de los tres anteriores, tanto por su forma literaria cuanto por su contenido. La tradición cristiana lo atribuye al Apóstol JUAN, a quien identifica con "el discípulo al que Jesús amaba" (13. 23; 19. 26; 20. 2; 21. 7, 20), y hay varios indicios en el mismo Evangelio que corroboran esta atribución. De todas maneras, la redacción final del Libro es el resultado de una larga elaboración en la que también intervinieron los discípulos del Apóstol. La obra fue concluida hacia el año 100, y tenía como destinatarios inmediatos a las comunidades cristianas de Asia Menor.

Contenido Relacionado :  Evangelio segun Lucas

El Evangelio de Juan gira en torno a un tema fundamental: Jesús es el Enviado de Dios, su Palabra por excelencia, que vino a este mundo para hacernos conocer al Padre. Él no habla por sí mismo, sino que "da testimonio" de la Verdad que escuchó del Padre (3. 11-13, 31-34), y toda su vida es una revelación de la "gloria" que recibió de su mismo Padre antes de la creación del mundo (17. 1-5).

Con más insistencia que los otros evangelistas, Juan acentúa la oposición entre Jesús –la "Luz", el "Camino", la "Verdad" y la "Vida"– y los que se niegan a creer en él, designados habitualmente con el nombre genérico de "los judíos". Jesús no vino a "juzgar" al mundo, sino a salvarlo. Pero, por el simple hecho de manifestarse a los hombres, él los pone ante una alternativa: la de permanecer en sus propias "tinieblas" o creer en la "luz". El que no cree en Jesús "ya" está condenado, mientras que el que cree en él "ya" ha pasado de la muerte a la Vida y tiene Vida eterna.

A diferencia de los Evangelios sinópticos, que mencionan una sola "subida" de Jesús a Jerusalén, este Evangelio habla de tres Pascuas celebradas en la Ciudad santa. Más aún, casi toda la actividad pública del Señor, se desarrolla dentro del marco litúrgico de alguna festividad judía. En lugar de las parábolas del Reino utilizadas a manera de comparaciones, tan características de los otros Evangelios, Juan se vale de breves y expresivas alegorías, como por ejemplo, la de la vid y los sarmientos y la del buen Pastor. También emplea diversos "símbolos" para referirse a la persona de Jesús y a los bienes que él brinda a los hombres: en especial, el "agua" y el "pan" le sirven para hacer una verdadera "catequesis sacramental" sobre el Bautismo y la Eucaristía.

El autor de este Evangelio vuelve constantemente sobre los mismos temas, desarrollándolos y profundizándolos una y otra vez. En cada uno de esos temas está contenido todo el misterio de Cristo. Pero más que los "hechos" de su vida, lo que le interesa y quiere poner de relieve es el "significado" que ellos encierran y que sólo la fe puede descubrir. Desde esa perspectiva, Juan interpreta las obras y amplía los discursos de Jesús, como fruto de una larga y profunda contemplación. Su objetivo fundamental es conducirnos a la Vida eterna, que consiste en conocer al "único Dios verdadero" y a su "Enviado, Jesucristo" (17. 3). Con razón se ha llamado al Evangelio de Juan el "Evangelio espiritual".

Contenido Relacionado :  Ezequiel Biblia

¿Cuáles son algunas de las características distintivas del libro?

Alrededor del 92 por ciento del material del Evangelio de Juan no se encuentra en los registros de los otros Evangelios. Esto es probablemente debido a que la audiencia a la que estaba dirigido —miembros de la Iglesia que ya tenían una comprensión de Jesucristo— era sin duda diferente de las audiencias a las que se dirigían Mateo, Marcos y Lucas. De los siete milagros de los que informa Juan, cinco no están registrados en ningún otro Evangelio. Mientras que Mateo, Marcos y Lucas presentaron considerable información sobre el ministerio de Jesús en Galilea, Juan registró numerosos acontecimientos que tuvieron lugar en Judea.

El Evangelio de Juan contiene una abundancia de doctrina, siendo algunos de sus temas principales la divinidad de Jesús como el Hijo de Dios, la expiación de Cristo, la vida eterna, el Espíritu Santo, la necesidad de nacer de nuevo, la importancia de amar a los demás y de creer en el Salvador.

Juan recalcó la divinidad de Jesucristo como Hijo de Dios. Juan registró más de cien de las referencias de Jesús a Su Padre, con más de veinte referencias tan solo en Juan 14. Una de las principales contribuciones de Juan es que incluye las enseñanzas del Salvador a Sus discípulos en las horas previas a Su arresto, incluso la gran oración intercesora ofrecida la noche en la que Él sufrió en Getsemaní. Esta parte del relato de Juan (Juan 13–17) representa más del 18 por ciento de las páginas que se hallan en Juan, proporcionándonos una mayor comprensión de la doctrina del Salvador y de lo que Él espera de Sus discípulos.

Contenido Relacionado :  Libro de lamentaciones

Bosquejo de los capitulos

Juan 1 Juan testifica de la divinidad preterrenal de Jesucristo y de Su misión de ofrecer la salvación a todos los hombres.   registra el bautismo de Jesús y el llamamiento de algunos de Sus discípulos.

Juan 2–4 Jesús convierte el agua en vino. Le enseña a Nicodemo sobre volver a nacer de nuevo espiritualmente y testifica a la mujer del pozo que Él es el Cristo. Sana al hijo de un oficial del rey.

Juan 5–7 El Salvador sana a un paralítico en el estanque de Betesda y proclama Su poder y autoridad divinos. Alimenta a los 5.000 en preparación para Su discurso del Pan de Vida, proclama que Él es el Mesías y declara en la fiesta de los Tabernáculos que solo quienes lo reciben a Él pueden recibir la vida eterna.

Juan 8–10 Mediante la experiencia de la mujer sorprendida en adulterio, Jesús enseña acerca de la compasión y del arrepentimiento. Se declara a Sí mismo Jehová, el Gran YO SOY. Sana a un hombre ciego de nacimiento y se describe a Sí mismo como el Buen Pastor, que ama y da Su vida por Sus ovejas.

Juan 11–13 Jesucristo levanta a Lázaro de entre los muertos, demostrando así Su poder sobre la muerte. Entra triunfante en Jerusalén. Durante la Última Cena, Jesús lava los pies de Sus discípulos y les enseña a amarse los unos a los otros.

Juan 14–16 Jesús instruye a Sus discípulos sobre la relación entre el amor y la obediencia. Promete enviar al Consolador (el Espíritu Santo) y ministrar personalmente a Sus discípulos. Declara que Él es la Vid Verdadera y que ha vencido al mundo.

Juan 17–19 Jesús ofrece la oración intercesora en favor de Sus discípulos y de los que han de creer en la predicación de ellos. Es traicionado, arrestado, juzgado y condenado. Después de sufrir en la cruz, Él muere y es sepultado.

Juan 20–21 El Jesucristo resucitado se aparece a María Magdalena en el Sepulcro del Huerto y luego a algunos de Sus discípulos en Jerusalén. Se aparece a siete de los discípulos en el Mar de Galilea y le encarga a Pedro que dirija a los discípulos para ministrar a los demás.

Vídeos de Evangelio según san Juan

Contenido

Entradas Relacionadas