Versiculos

Juan 8:44

Satanás es el padre de las mentiras
Satanás es el «padre de las mentiras» ya que él es el primer mentiroso. Él es el «padre» de las mentiras, así como Martín Lutero es el «padre» de la Reforma y Robert Goddard es el «padre» de los cohetes modernos. Satanás le dijo la primera mentira de la historia a Eva, en el Jardín del Edén. Después de plantar semillas de duda en la mente de Eva con una pregunta (Génesis 3:1), contradice directamente la Palabra de Dios diciéndole, «No moriréis» (Génesis 3:4). Con esa mentira, Satanás condujo a Eva a la muerte; Adán la siguió, y así lo hemos hecho todos.

Versos Paralelos

Juan 8:44

La Biblia de las Américas
Sois de vuestro padre el diablo y queréis hacer los deseos de vuestro padre. El fue un homicida desde el principio, y no se ha mantenido en la verdad porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, habla de su propia naturaleza, porque es mentiroso y el padre de la mentira.

Nueva Biblia Latinoamericana
"Ustedes son de su padre el diablo y quieren hacer los deseos de su padre. El fue un asesino desde el principio, y no se ha mantenido en la verdad porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, habla de su propia naturaleza, porque es mentiroso y el padre de la mentira.

Reina Valera Gómez
Vosotros sois de vuestro padre el diablo, y los deseos de vuestro padre queréis hacer; él ha sido homicida desde el principio, y no permaneció en la verdad porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, de suyo habla, porque es mentiroso y padre de mentira.

Reina Valera 1909
Vosotros de vuestro padre el diablo sois, y los deseos de vuestro padre queréis cumplir. Él, homicida ha sido desde el principio, y no permaneció en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, de suyo habla; porque es mentiroso, y padre d

Contenido Relacionado :  Salmos 83:18

Biblia Jubileo 2000
Vosotros de vuestro padre el diablo sois, y los deseos de vuestro padre queréis cumplir. El, homicida ha sido desde el principio, y no permaneció en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, de suyo habla; porque es mentiroso, y padre de mentira.

Sagradas Escrituras 1569
Vosotros de vuestro padre el diablo sois, y los deseos de vuestro padre queréis cumplir. El, homicida ha sido desde el principio, y no permaneció en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, de suyo habla; porque es mentiroso, y padre de mentira .

¿Qué significa Juan 8:44?

Satanás es el "padre de las mentiras" ya que él es el primer mentiroso. Él es el "padre" de las mentiras, así como Martín Lutero es el "padre" de la Reforma y Robert Goddard es el "padre" de los cohetes modernos. Satanás le dijo la primera mentira de la historia a Eva, en el Jardín del Edén. Después de plantar semillas de duda en la mente de Eva con una pregunta (Génesis 3:1), contradice directamente la Palabra de Dios diciéndole, "No moriréis" (Génesis 3:4). Con esa mentira, Satanás condujo a Eva a la muerte; Adán la siguió, y así lo hemos hecho todos.

La mentira es el arma principal de Satanás contra los hijos de Dios. Utiliza la táctica del engaño para separar a las personas de su Padre celestial. Algunas de sus mentiras más comunes son: "no hay Dios", "no le importas a Dios", "no se puede confiar en la Biblia" y "tus buenas obras te llevarán al cielo". El apóstol Pablo nos dice que Satanás "se disfraza como ángel de luz" (2 Corintios 11:14), de modo que lo que dice y hace suene bien y parezca razonable. Sin embargo, esto no es sino una falsa apariencia.

Contenido Relacionado :  Isaías 40:31

Muchas de las mentiras de Satanás tienden a prolongarse. Esto es lo que pasó cuando Eva convenció a Adán para que también creyera en la mentira del diablo. Hoy en día, Satanás todavía usa a la gente para que divulgue sus mentiras a su favor. Con frecuencia, utiliza a personas carismáticas pero necias para fomentar sus engaños, como en el caso de las falsas religiones y sectas.

La Biblia tiene muchos nombres para que Satanás describa su verdadera naturaleza, entre ellos "el príncipe de este mundo" (Juan 12:31), "el dios de este siglo" (2 Corintios 4:4), "tentador" (1 Tesalonicenses 3: 5), "engañador" (Apocalipsis 12:9), "Beelzebú" (literalmente, "señor de las moscas", el gobernante de los demonios, en Mateo 10:25), y "Belial", que significa "malvado" (2 Corintios 6:15).

Satanás ha dicho más mentiras a más personas (e incluso a los ángeles) más que ningún otro ser creado. Su éxito depende de que la gente crea en sus mentiras. Ha usado todo, desde "pequeñas mentiras piadosas" hasta enormes y flagrantes falsedades para engañar a la gente. Adolfo Hitler, un hombre que aprendió a mentir efectivamente, una vez dijo, "Si dices una mentira lo suficientemente grande y la dices con frecuencia, te la creerán".

El tema no es si una mentira es pequeña o grande. Las mentiras son del diablo. Si has mentido, aunque sea una vez, a menos que te arrepientas, no entrarás en el cielo. La Biblia enseña que todos los mentirosos "tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre". Esta es la segunda muerte" (Apocalipsis 21:8). Proverbios 19:9 también enseña que todo aquel que mienta será castigado.

Contenido Relacionado :  Mateo 1:18-25

Para evitar este destino, obedece Marcos 1:15: "Arrepentíos, y creed en el evangelio". Jesús es la verdad (Juan 14:6), y nunca te engañará. Los que se acerquen a Jesús en fe comprobarán lo siguiente: "Conoceréis la verdad y la verdad os hará libres" (Juan 8:32).

Reflexion

Todos nosotros hemos nacido en pecado y por lo tanto éramos "por naturaleza" los hijos del diablo. Esa es la razón por la que pecamos. Nuestros pecados no corrompen nuestra naturaleza, pero nuestra naturaleza corrupta nos hace pecar. Es por eso que debemos ser "nacidos de nuevo" y nos convertimos en nuevas criaturas (o una nueva creación) en Cristo.

Las Escrituras nos enseñan que todo el mundo nace con una naturaleza pecaminosa. Para el cristiano, el viejo hombre está muerto. No tenemos una naturaleza que está conduciéndonos a pecar. Si ese es el caso, entonces ¿por qué hay cristianos tan atados al pecado, incluso después de que experimentaron el nuevo nacimiento? La razón es por los hábitos y fortalezas en los pensamientos y emociones. La razón por la que un cristiano tiende al pecado es a causa de una mente no renovada, no a causa de una naturaleza pecaminosa.

Nuestro viejo hombre gobernó nuestro pensamiento antes de nacer de nuevo. Él nos enseñó cosas tales como el egoísmo, el odio y el miedo y puso en nosotros el deseo de pecar. El viejo se ha ido, pero esas partes negativas de su cuerpo permanecerán hasta que renovemos nuestras mentes.

Para experimentar la vida de la resurrección de Jesús, tenemos que saber que nuestro viejo hombre está muerto. Luego, a través de la renovación de nuestras mentes, destruimos lo que dejó atrás. El resultado final es que no serviremos al pecado.

Vídeos de Juan 8:44

Contenido

Entradas Relacionadas