Mujeres

Jezabel biblia

Jezabel
Jezabel (en hebreo, לֶבָזיִא| לֶבֶזיִא| interpretado tradicionalmente como «no exaltada») era una princesa, identificado en el Libro de los Reyes como la hija de Et-baal, rey de Tiro y la esposa de Acab, rey de Israel. La Guía de Oxford de gentes y lugares de la Biblia dice que el nombre de Jezabel entendido: «¿Dónde está el príncipe?» que es un grito ritual de las ceremonias de culto en honor a Baal durante los períodos del año en que se consideraba que el dios estaba en el inframundo.

¿Quien era Jezabel?

Reina de Israel

En el año 922 a.C., la nación de Israel fue dividida en dos naciones, Israel al norte y Judá al sur. Israel fue sacudido por las diferencias tribales internas y, posteriormente, se volvió susceptible a las frecuentes invasiones.

Sin embargo, seguía sólidamente las creencias de Yahvé, el “único y verdadero” Dios, según la Biblia. Fenicia (ahora conocida como Líbano) estaba situada al norte de Israel y, en general, era justo lo contrario: cosmopolita, poblada y religiosamente diversa.

A principios del siglo IX nació una princesa fenicia llamada Jezabel, hija del rey Ethball. La Biblia no describe su infancia, pero a partir del razonamiento deductivo, se asume que vivió en un buen hogar y fue educada por los mejores tutores.

Su familia adoraba a muchos dioses, siendo el más importante Baal, un dios de la naturaleza. Mientras Jezabel se convertía en mujer, Israel coronó un nuevo rey.

Para crear una alianza con Israel, el rey hizo arreglos para que su hijo Acab se casara con Jezabel. Su matrimonio consolidó una alianza política, pero fue un acontecimiento dramático para la joven. Después de disfrutar de una vida de lujo, de repente fue llevada a una sociedad conservadora y obligada a supervisarla.

Contenido Relacionado :  Libro de Ester

Jezabel eventualmente se convirtió en la Reina de Israel. Ella continuó adorando al dios Baal, y al hacerlo, se ganó muchos enemigos.

El disgusto de sus ciudadanos llegó a un punto crítico cuando, a expensas de ellos, trajo a Israel a 800 profetas de Baal y ordenó el asesinato de varios profetas de Yahweh.

En este momento importante, apareció Elías, un profeta judío. Según el libro bíblico de los Reyes, Elías dio una profecía: Esa terrible corriente de aire caería sobre Israel. Sorprendentemente, el hambre y la sequía se extendieron por toda la tierra de Jezabel, según la historia.

 

Los pecados de Jezabel

Esta reina alejaba a Acab de Yavé y lo llevó a adorar al dios de los sidonios, Baal. Acab y Jezebel permitieron que funcionaran templos dedicados a los baales en Israel y la religión pagana recibe respaldo legal. Además, la reina usa su control sobre Acab para llevar a los hebreos a la idolatría, la corrupción y la inmoralidad sexual, sometiéndolos a su tiranía.

El plan de Jezabel fue que, al estar recién casada con el rey de Israel, se sometió a la fe israelita en Yavé temporalmente. Sin embargo, después se impuso a los ancianos de Israel y al mismo rey, la astuta mujer sedujo a su marido para ir modificando el modo de vida de Israel, adoptando el sistema de vida permitido por el dios El y obligó que se le rindiera culto en todo Israel, cosa abominable a los ojos de Yavé. Así Jezabel y Acab hicieron pecar a Israel por la idolatría, provocando la indignación de Dios. Jezabel hizo que se dejara la adoración a Yavé y que, descaradamente, siguieran los preceptos establecidos por los ídolos fenicios y cananeos como Baal, Asera y otros dioses ajenos o extraños al Dios de Israel.

Contenido Relacionado :  La reina Ester

La prueba en el Carmelo

Jezabel mantuvo cuatrocientos cincuenta profetas de Baal y los cuatrocientos profetas de Asera en su mesa real. Elías, que había escapado de la persecución de Jezabel, se enfrentó al rey Ajab exigiendo que todos los profetas de Baal y Asera se reunierán con él en el monte Carmelo. Los profetas paganos y todo el pueblo se reunieron y Elías pidio que se ofrecieran dos becerros descuartizados, uno dedicado a Baal y el otro a Yavé. Los becerros no se le encendería fuego y el dios que eviara fuego, quemando su becerro, es el Dios verdadero. Los seguidores de Baal llamaron a su dios para que enviara fuego para consumir el sacrificio, pero no pasó nada. Cuando Elías llamó a Yavé, descendió fuego del cielo inmediatamente y consumió la ofrenda, con lo cual la multitud cayó al suelo, diciendo: "Yavé es Dios."

Elías ordenó a la gente atrapar a los profetas de Baal y todos fueron degollados en el arroyo Quisón. Jezabel juró matar a Elías en venganza. Tres años más tarde, Acab murió en una batalla contra el rey de Siria y su hijo Ocozías heredó el trono, pero murió como resultado de un accidente, y Ocozías, fue sucedido por su hermano, Joram. Jezabel gobernó a traves de Ocozías y Joram.

El profeta Eliseo, sucesor de Elías, envió a un joven profeta a ungir a Jehú, comandante del ejército de Joram, como rey, con el fin de que pudiera destruir la casa de Ahab y, cuando Jehú enfrentó Joram con el fin de matarlo, Jehú le dijo que no puede haber paz en Israel, mientras que su madre siga con sus prostituciones y sus muchas brujerías. Le disparó a Joram una flecha y ordenó que su cuerpo fuera arrojado en la villa de Nabot.

Contenido Relacionado :  Mujeres fuertes en la biblia

Muerte de Jezabel

Jehú fue al palacio real de Jezreel y, sabiendo que iba a ir, Jezabel se pintó sombras alrededor de sus ojos y se adorno el cabello. Miró por una ventana y llamó Zimrí a Jehú, mas él ordenó a los siervos de Jezabel echarla por la ventana hacia su muerte. Su sangre roció la pared y a los caballos quienes pisotearon su cadáver.

Jehú entró en el palacio y, despues de comer y beber, ordenó que el cuerpo de Jezabel fuera sepultado por que era hija de un rey. Los siervos descubrieron sólo el cráneo, los pies y las palmas de las manos ya que carne y el resto del cuerpo había sido comido por los perros callejeros, tal como el profeta Elías había profetizado.

En el Nuevo Testamento

El nombre de Jezabel aparece en el Apocalipsis como el de una profetisa nicolaíta que engaña con sus enseñanzas, incitando a la prostitució y a la idolatría, que no ha querido arrepentirse aún cuando Dios le ha dado tiempo de hacerlo. Y Dios la hace "caer de su cama", le mata a sus hijos y sus amantes, si no se arrepienten, tendrán grandes sufrimientos.

Vídeos de Jezabel biblia

Contenido

Entradas Relacionadas