Libros

Libros de Esdras

Esdras
El libro de Esdras narra el regreso de dos grupos de judíos de Babilonia a Jerusalén, donde reconstruyeron el templo y su comunidad. Al estudiar el libro de Esdras, los alumnos aprenderán acerca de cómo el Señor hace posible que Su pueblo supere la oposición y cumpla Su voluntad. Los alumnos también aprenderán la importancia de no volver a caer en los pecados de generaciones anteriores.

¿Quién escribió este libro?

Aunque el libro de Esdras contiene material escrito en primera persona (véase Esdras 7–9), no sabemos quién combinó finalmente ese material con el resto de la narración. Muchos eruditos creen que la persona que recopiló el libro de Esdras también compiló o escribió 1 y 2 Crónicas y Nehemías.

¿Cuándo y dónde se escribió?

Se desconoce cuándo y dónde se escribió el libro de Esdras. Las estimaciones en cuanto a la fecha en que se escribió el libro de Esdras generalmente oscilan entre 440 a. de J.C. y 300 a. de J.C. Aunque la mayor parte del libro se escribió en hebreo, algunos fragmentos se escribieron en arameo, el lenguaje del Imperio Persa (véase Esdras 4:8–6:18; 7:12–26). La inclusión del arameo sugiere que algunas partes del libro de Esdras se escribieron durante el periodo en que el Imperio Persa dominaba Israel o después (aproximadamente 530–334 a. de J.C.).

¿Cuáles son algunas de las características distintivas de este libro?

Uno de los acontecimientos más importantes que se describen en el libro de Esdras es la terminación del templo en Jerusalén, el cual habían destruido los babilonios muchos años antes. Esdras 1–6 contiene un relato del regreso del primer grupo de judíos a Jerusalén, aproximadamente en el año 537 a. de J.C., y de sus esfuerzos por reconstruir el templo. Esdras 7–10 contiene un relato del regreso de Esdras a Jerusalén, en torno al año 458 a. de J.C. y de su empeño por ayudar a los judíos que vivían allí a guardar el mandamiento de Jehová de no contraer matrimonio fuera del convenio.

Contenido Relacionado :  Libro de Josué

Significado del libro de Esdras

Una nueva esperanza

Unos cincuenta años después de la invasión babilónica, los medos y los persas se unieron para derrotar a los babilonios y crear así un imperio en Asia y en el Medio Oriente. A ese imperio Medo–pérsico lo gobernaba un rey llamado Ciro, quien estableció normas que demostraban bondad para con sus vasallos, entre los que estaban los judíos de Babilonia. Poco después de la conquista de Babilonia, en 539 a. de J.C., Ciro notificó a los judíos de Babilonia que podían regresar a Jerusalén y volver a edificar el templo (véase 2 Crónicas 36:22–23; Esdras 1). Ese comunicado llevó gran alegría y entusiasmo a muchos judíos cautivos. Como el salmista escribió: “Si me olvidare de ti, oh Jerusalén, pierda mi diestra su destreza” (Salmos 137:5; véase también 137:6); una nueva esperanza había nacido en el corazón de los judíos.

Hubo tres grupos principales que regresaron a Jerusalén: uno, aproximadamente en el 538 a. de J.C. bajo la dirección de Zorobabel; el segundo alrededor de los años 465–425 a. de J.C. bajo la dirección de Esdras; y el tercero en el 444 a. de J.C. bajo la dirección de Nehemías.

Vídeos de Libros de esdras

Contenido

Entradas Relacionadas