Versiculos

Genesis 3:19

Genesis 3:19
Atraves de los siglos los hombres se han preguntado que sucede al morir. Esta pregunta ha sido contestada por diversas religiones ,teologos y filosofos. Los cristianos tambien hemos buscado respuesta a esta pregunta y para ello hemos utilizado la biblia para buscar la respuesta, el problema ha sido que hemos mirado algunos versiculos y excluido otros y debido a esto hemos llegado a la conclucion incorrecta, pero la biblia nos dice que sucede al morir. En Genesis 3:19 El mismo Dios habla a Adan y lo sentencia a la muerte y le dice en palabras llanas y sencillas que Adan, debido al pecado retornaria al polvo de la tierra de donde fue tomado y la escritura establece que POLVO ERES Y AL POLVO VOVERAS. Estas palabras son la definicion escritural del termino muerte o morir. Ademas de este versiculo les presento otros autores biblicos que utilizaron palabras semejantes para referirse a la muerte. Escrudiñe y vea por usted mismo.

Versos paralelos

La Biblia de las Américas
Con el sudor de tu rostro comerás el pan hasta que vuelvas a la tierra, porque de ella fuiste tomado; pues polvo eres, y al polvo volverás.

Nueva Biblia Latinoamericana
"Con el sudor de tu rostro Comerás el pan Hasta que vuelvas a la tierra, Porque de ella fuiste tomado; Pues polvo eres, Y al polvo volverás."

Reina Valera Gómez
Con el sudor de tu rostro comerás el pan hasta que vuelvas a la tierra, porque de ella fuiste tomado; pues polvo eres, y al polvo volverás.

Reina Valera 1909
En el sudor de tu rostro comerás el pan hasta que vuelvas á la tierra; porque de ella fuiste tomado: pues polvo eres, y al polvo serás tornado.

Biblia Jubileo 2000
con el sudor de tu rostro comerás el pan, hasta que vuelvas a la tierra, porque de ella fuiste tomado. Porque polvo eres, y al polvo serás tornado.

Sagradas Escrituras 1569
en el sudor de tu rostro comerás el pan, hasta que vuelvas a la tierra, porque de ella fuiste tomado. Porque polvo eres, y al polvo serás tornado.

Contenido Relacionado :  Lucas 2:1-20

Explicación de génesis 3:19

En el sudor de tu rostro

Aunque todo el cuerpo pueda estar arrojado en un sudor profuso, si el trabajo duro se continúa por mucho tiempo, sin embargo, la cara o la frente es la primera parte de donde este sudor comienza a salir; esto es ocasionado por la fuerte impulsión de la sangre hacia el cerebro, en parte agachándose, pero principalmente por la fuerte acción de los músculos; como consecuencia de esto, los vasos sanguíneos alrededor de la cabeza se vuelven turgentes debido al gran flujo de sangre, las fibras se relajan, los poros se agrandan y el sudor o el suero se derrama. Entonces, el mismo comienzo de la labor de cada hombre puede hacerle recordar su pecado y sus consecuencias.

Polvo eres, y al polvo volverás. 

Dios había dicho que el día que comieran del fruto prohibido, muriendo debían morir ; entonces debían volverse mortales y continuar bajo la influencia de una gran variedad de agentes hostiles en la atmósfera y en ellos mismos, desde calores, resfriados, sequía, y humedades en el uno, y el mórbido aumentó y disminuyóacción en los sólidos y fluidos del otro, hasta que el espíritu, encontrando que su casa terrenal ya no es sostenible, regrese a Dios que se la dio; y el cuerpo, al estar descompuesto, debe reducirse a su polvo primitivo.

Es evidente por esto que el hombre habría sido inmortal si nunca hubiera transgredido, y que este estado de vida y salud continuas dependía de su obediencia a su Hacedor. El árbol de la vida, como ya hemos visto, estaba destinado a ser un medio de conservación continua. Porque como ningún ser excepto Dios puede existir independientemente de cualquier agencia de apoyo, el hombre no podría haber continuado viviendo sin un agente de apoyo en particular; y este agente de apoyo bajo Dios parece haber sido el árbol de la vida

Génesis 2:7 enseña que Dios creó a Adán del polvo de la tierra: "El Señor Dios formó un hombre del polvo de la tierra y sopló en su nariz aliento de vida, y el hombre se convirtió en un ser vivo". Después de que Adán pecara, Dios le informó de que trabajaría en la tierra toda su vida. Será frustrante y difícil. En última instancia, el trabajo de toda la vida de Adán terminaría en la muerte, y volvería al polvo del que fue creado. La muerte fue la consecuencia final de la elección de Adán de pecar. En Génesis 3:19, Dios le dice a Adán: "Porque polvo eres y al polvo volverás".

Contenido Relacionado :  Mateo 1:18-25

Dios formó cada elemento de la creación con su palabra. Él lo dijo, y así fue. Pero Dios formó especialmente a Adán del polvo de la tierra y sopló en su nariz el aliento de vida. La humanidad está hecha de una combinación de la tierra y del aliento vital de Dios mismo. La gloria de Dios se encuentra en su aliento en nosotros, mientras que el hecho de estar hechos del polvo de la tierra es un recordatorio de nuestra humildad y dependencia de Él. La declaración de Dios a Adán de que "al polvo volverás" es definitiva y dio a Adán la conciencia continua de que un día moriría físicamente.

La maldición de la muerte que le llegó a Adán fue impartida a todos los humanos que han vivido desde entonces. Por culpa de Adán, el pecado entró en el mundo (Romanos 5:12), todos fueron condenados a causa del pecado (versículo 18), y la muerte llegó a toda la humanidad (versículo 15; 1 Corintios 15:22). Todas las personas son pecadoras (Romanos 5:19) y un día morirán y enfrentarán el juicio ante Dios (Hebreos 9:27). La realidad de que "al polvo volverás" es para todos. Sin embargo, para los que confían en Cristo, la maldición de la muerte será superada (Efesios 2:1-10). En lugar de temer a la muerte, los creyentes tienen la seguridad de la eternidad que alimenta nuestra forma de vivir.

Pedro insta a los creyentes a recordar que somos peregrinos y forasteros, y como tales debemos "abstenernos de los deseos pecaminosos, que hacen la guerra a vuestra alma" (1 Pedro 2:11). La certeza de que "al polvo volverás" debe humillarnos a buscar y seguir a Dios. Nuestro tiempo en la tierra es corto comparado con la eternidad. Pablo llama a nuestros cuerpos "tiendas terrenales" en 2 Corintios 5:1.

Contenido Relacionado :  Jeremias 33:3

Este mundo no es nuestro hogar permanente, y nuestros cuerpos están destinados a volver al polvo. En la tierra gemimos y estamos agobiados. Sin embargo, la resurrección y la eternidad con Dios en una morada celestial están prometidas a los que pertenecen a Cristo (2 Corintios 5:4). No podemos enredarnos tanto en los asuntos de este mundo que nos perdamos lo que importa eternamente.

Santiago también recuerda a los creyentes: "¿Qué es vuestra vida? Sois una niebla que aparece por un momento y luego se desvanece" (Santiago 4:14). Estamos llamados a ser embajadores de Cristo, compartiendo el evangelio con los demás e instándoles a reconciliarse con Dios (2 Corintios 5:20). A la luz de la brevedad de la vida, debemos tener en cuenta cómo vivimos. En lugar de vivir para nosotros mismos, debemos vivir para Dios y hacer el bien (Santiago 4:16-17). El lema "Al polvo volverás" debería influir en nuestra forma de vivir y en el sentido de nuestra vida.

Como escribió el misionero pionero C. T. Studd, "Sólo una vida, pronto pasará, / Sólo lo que se haga por Cristo perdurará". La declaración de Dios a Adán de que "al polvo volverás" sigue siendo válida para cada persona hoy en día. Todos venimos del polvo, y todos volveremos a él. Lo que ocurre entre medias es importante. Que vivamos nuestras vidas para su gloria, obedeciéndole y hablando a los demás de la esperanza que tenemos en Cristo. Que muchos se vuelvan a Él antes de que sea demasiado tarde.

Vídeos de Genesis 3:19

 

Contenido

Entradas Relacionadas