Mujeres

Marta Biblia

Marta
Marta de Betania (en idioma arameo : מַרְתָּא Martâ ) es una figura bíblica descrita en el Nuevo Testamento en los Evangelios de Lucas y Juan, se la describe viviendo en la aldea de Betania, junto con sus hermanos Lázaro de Betania y María de Betania, cerca de Jerusalén, en su casa se hospedó Jesús en al menos tres ocasiones, fue testigo de Jesús resucitando a su hermano, Lázaro de Betania.

Lucas 10:38-42

Jesús visita a Marta y a María

38 Aconteció que yendo de camino, entró en una aldea; y una mujer llamada Marta le recibió en su casa.

39 Esta tenía una hermana que se llamaba María, la cual, sentándose a los pies de Jesús, oía su palabra.

40 Pero Marta se preocupaba con muchos quehaceres, y acercándose, dijo: Señor, ¿no te da cuidado que mi hermana me deje servir sola? Dile, pues, que me ayude.

41 Respondiendo Jesús, le dijo: Marta, Marta, afanada y turbada estás con muchas cosas.

42 Pero sólo una cosa es necesaria; y María ha escogido la buena parte, la cual no le será quitada.

Jesús visita a María y Marta

"Cuando Jesús y sus discípulos iban de camino, llegó a una aldea donde una mujer llamada Marta le abrió su casa. Tenía una hermana llamada María, que se sentaba a los pies del Señor escuchando lo que él decía. Pero todos los preparativos que había que hacer distrajeron a Marta. Se acercó a él y le preguntó: "Señor, ¿no te importa que mi hermana me haya dejado sola en el trabajo? Dile que me ayude'. 'Marta, Marta', le contestó el Señor, 'estás preocupada y alterada por muchas cosas, pero sólo hace falta una. María ha elegido lo que es mejor, y no se lo quitarán'". Lucas 10: 38-42 (NVI)

¿Qué te llama la atención de esta conversación? No he estudiado mucho esta historia, así que mi primera reacción es ¡Wow! Hay que ser muy valiente para ponerse en plancha con el Mesías cuando se está discutiendo con la hermana.

Contenido Relacionado :  Mujeres fuertes en la biblia

Pero lo entiendo, Martha. He estado en el extremo receptor de hacer la mayor parte del trabajo de la cocina mientras otros se sientan alrededor. No me parece justo. Tal vez Marta ya le había pedido a María que ayudara, y ella la ignoró. (Nunca lo sabremos).

En cualquier caso, hay grandes lecciones que aprender de estas hermanas.

  Marta de la Biblia

"Marta le abrió su casa". V 38.

María y Marta vivían en el pueblo de Betania; sólo un par de kilómetros al este de Jerusalén. Marta fue la que gentilmente invita a su querido amigo Jesús y a sus discípulos a su casa. No hubo ninguna "llamada previa", así que supongo que simplemente se presentaron en su puerta. El don de la hospitalidad de Marta demuestra que era una persona generosa.

¿Qué hizo Marta en la Biblia? El versículo dice que la casa le pertenece, lo que la convierte en la jefa de la familia. También es lo suficientemente grande como para alojar a Jesús y a sus discípulos, y tenía suficiente comida para alimentarlos a todos. Esto indica un cierto grado de prosperidad. Algunos creen que Marta era la hermana mayor, y quizás estaba acostumbrada a estar "al mando". (Yo soy una hermana mayor... ¡a veces tenemos reputación!)

Marta muestra su lado valiente al tener una estrecha amistad con Jesús y alojarlo. Era peligroso asociarse demasiado con Él, ya que las autoridades estaban tratando de encontrar una manera de matar a Jesús. (Juan 7: 25-32) Ella estaba dispuesta a afrontar las consecuencias y a que todos supieran de su devoción por Él.

"Marta estaba distraída por todos los preparativos que había que hacer" v40a.

Contenido Relacionado :  Eva biblia

Jesús estaba enseñando y hablando al grupo reunido. Mientras tanto, Marta estaba ocupada asegurándose de que sus invitados estuvieran cómodos y bien alimentados. Debemos elogiarla por su don de servicio al ocuparse de las necesidades de los demás. El trabajo doméstico habría sido la norma para las mujeres de su tiempo. Ella simplemente hacía lo que se esperaba de ella.

Marta y María

Marta tenía una hermana, María, que en lugar de ayudarla en las tareas domésticas estaba sentada "a los pies del Señor escuchando lo que él decía" v39.

Marta, posiblemente acalorada y cansada de cocinar y limpiar, se acercó a Jesús y le dijo: "Señor, ¿no te importa que mi hermana me haya dejado sola en el trabajo? Dile que me ayude" v40b.

Aparentemente, Marta estaba tan a gusto con Jesús que no tiene problema en desahogar su frustración. Ella no le preguntó a Jesús cuál era su opinión, ¡ella le dijo audazmente lo que tenía que hacer! Podríamos decir que su comportamiento fue franco y directo.

Marta quería que María se comportara en el papel tradicional de la mujer. Era impensable que una mujer se sentara a los pies de un rabino y le escuchara enseñar. Las niñas se quedaban en casa, analfabetas, mientras los niños iban a la escuela. Las mujeres sólo podían reunirse en el Patio de las Mujeres del Templo, en ningún lugar cerca de los hombres. Por eso, el hecho de que María se pusiera a los pies de Jesús y escuchara sus enseñanzas entre un grupo de hombres era extraordinario.

Lecciones de María y Marta

Se ha escrito mucho sobre la "batalla de las hermanas" en esta historia. Me gustaría pensar que no se trata de una batalla o rivalidad, sino de una mirada a dos personalidades valiosas y llenas de propósitos que honran a Dios.

Considere estos dos versículos bíblicos:

Contenido Relacionado :  Libro de Ester

"Comparte con el pueblo del Señor que está necesitado. Practica la hospitalidad". Romanos 12:13 NVI

"Ofrezcan hospitalidad los unos a los otros sin rezongar". 1 Pedro 4:9 NVI

Está claro que Marta tenía el don de la hospitalidad. No es algo natural para todos, y puede que no fuera el fuerte de María.

Y estos dos:

"Está escrito: 'No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra de Dios'". Lucas 4:4 RVR

"Las palabras que os hablo son espíritu y son vida". Juan 6:63

Me encantaría añadir un signo de exclamación a ese verso de Juan, ¡pero no está en el texto!♥

María eligió lo que era "mejor": escuchar las palabras vivificantes de Jesús. María no estaba siendo perezosa. Simplemente estaba priorizando correctamente en ese momento.

¿Qué podemos aprender de María y Marta?

Probablemente todos tenemos un poco de María y de Marta dentro de nosotros.

-Nuestras prioridades, sin embargo, importan. Es esencial que saquemos tiempo para sentarnos a los pies de Jesús.

-No dejemos que nuestras vidas ocupadas y actos de servicio se interpongan en el camino de pasar tiempo en Su Palabra.

-La ansiedad no resuelve los problemas; Jesús lo hace.

-Los actos de servicio/hospitalidad son una marca del discipulado. Pero deben venir de un corazón desbordante del amor de Jesús que desarrollamos estudiando Su Palabra. Lléname, escucha y aprende, y crece fuerte en Su Palabra.

La historia de María y Marta nos muestra a dos mujeres que Jesús amaba mucho. Pero Él prefiere que se sienten a sus pies mientras Él las alimenta primero antes de que salgan al mundo a realizar actos de servicio en su nombre. Que veamos en esta historia que Él desea la adoración de María y el trabajo de Marta en el equilibrio correcto.

Vídeos de Marta Biblia

Contenido

Entradas Relacionadas