Información

Calendario de adviento

Adviento
El Adviento corresponde a las cuatro semanas que preceden a la Navidad, que es una fecha muy esperada. Por eso, hasta principios del siglo XIX, los luteranos alemanes solían hacer la cuenta atrás durante este periodo rayando con tiza la puerta, encendiendo nuevas velas o colgando nuevos santos en la pared cada día. De ahí surgió el calendario de adviento.

Calendario de Adviento

Un Calendario de Adviento es un símbolo de la temporada de Adviento, celebrada en diciembre cerca de las Navidades. Es un calendario de «cuenta atrás» desde el 1 de diciembre hasta el 24 de diciembre (Nochebuena). Suele elaborarse para los niños y tiene forma de «conteo» para saber cuánto falta para Navidad.

Los orígenes del calendario de adviento se remontan al siglo XIX en la Alemania protestante: los niños encendían una vela por cada día del periodo de Adviento, es decir, desde el primer domingo de adviento (fecha móvil; que oscila entre el 27 de noviembre y el 3 de diciembre) hasta el día de Nochebuena.

Hoy en día se han popularizado y exportado los calendarios de adviento seculares, que a diferencia de los originales, suelen ser del 1 de diciembre a la Nochebuena. En los años veinte se imprime el primer calendario con tabletas de chocolate para endulzar la espera. Hoy día hay calendarios con bombones, caramelos, juguetes, bolsitas de té, libritos, cerveza, etc., esto es, los hay para todos los gustos, aunque los más creativos prefieren hacerlos ellos mismos.

¿Cuántos días tiene un calendario de Adviento?

Normalmente 24, pues empieza a contar desde el día 1 de diciembre hasta el 24, que es Nochebuena.

Contenido Relacionado :  Diferencia entre agnóstico y ateo

¿Cuáles son los calendarios de adviento más vendidos?

Sin duda alguna, los de chocolate. Sin embargo, y dada su popularidad a través de los años, es cada vez más habitual encontrase con calendarios de adviento de maquillaje, de cuidado facial, de perfumes y hasta de ropa y accesorios. Por otro lado, el fenómeno fan también tiene cabida en esta tradición, pudiendo llegar a encontrar calendarios de personajes icónicos como los de Harry Potter o, para los más pequeños, de Playmobil.

Pequeños regalos para poner en el calendario de adviento

Sobres de cromos.
Libros.
Cartas.
Calcomonías.
Sellos con formas y tinta.
Punto de libro.
Bola o decoración para el árbol de Navidad.
Un yo-yo.
Una peonza.
Figuritas de sus personajes favoritos.
Pegatinas.
Una hucha.
Un monedero.
Pinturas para la bañera.
Bombas de baño.
Cajas mini de Playmobil o de Lego.
Coleteros y accesorios para el pelo.
Chapas y broches infantiles.
Cepillo de dientes de un personaje infantil.
Un juego de pequeño formato.
Una comba.
Marionetas de dedo.
Material escolar bonito: gomas, bolis, libretitas…
Ropa «pequeña»: guantes, gorro, braga de cuello, calcetines graciosos…
Un cubo de Rubik.
Kit para hacer una pequeña manualidad.
Colonia.
Una lupa.
Una brújula.
Una linterna.
Dulces: chocolatinas, Sugus, galletas…
Tiritas decoradas con dibujos infantiles.
Pulseras, anillos…
Una taza para el desayuno.
Caja o bolsita guardadientes (para que dejen el diente dentro a la espera de que se lo lleve el Ratoncito Pérez)
Una caja pequeña para que guarden sus tesoros.
Plastilina.
Pintura de dedos.
Canicas.
Dados.
Una goma de saltar.
Un par de cordones molones para las zapatillas.

Pero el calendario de adviento no tiene por qué tener solo regalos de este tipo, también puede estar lleno de planes para hacer en familia; tienes un montón de ideas en el post que enlazamos abajo. O puede servir para enseñarnos el valor de la solidaridad, el respeto y la amabilidad con propuestas de buenas acciones como las que os damos en otro de nuestros post. Seguro que entre todas estas ideas te queda un calendario de adviento genial

Contenido Relacionado :  Santiago 5

Vídeos de Calendario de adviento

Contenido

Entradas Relacionadas