Versiculos

Apocalipsis 21:8

Apocalipsis 21:8
La cobardía es la causante de que la mayoría de los sueños de las personas, se queden en eso y nada mas. La cobardía impide que te lances a superar tus desafíos, y es la causa de una enorme cantidad de pérdidas, fracasos y decepciones en la vida de cualquier persona. ¿Cómo debe enfrentarla el cristiano?

Versos Paralelos

Apocalipsis 21:8

La Biblia de las Américas
Pero los cobardes, incrédulos, abominables, asesinos, inmorales, hechiceros, idólatras y todos los mentirosos tendrán su herencia en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda.

Nueva Biblia Latinoamericana
"Pero los cobardes, incrédulos, abominables, asesinos, inmorales, hechiceros, idólatras, y todos los mentirosos tendrán su herencia en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda."

Reina Valera Gómez
Pero los temerosos e incrédulos, los abominables y homicidas, los fornicarios y hechiceros, los idólatras, y todos los mentirosos, tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda.

Reina Valera 1909
Mas á los temerosos é incrédulos, á los abominables y homicidas, á los fornicarios y hechiceros, y á los idólatras, y á todos los mentirosos, su parte será en el lago ardiendo con fuego y azufre, que es la muerte segunda.

Biblia Jubileo 2000
Mas a los temerosos, e incrédulos, a los abominables, y homicidas, a los fornicarios y hechiceros, y a los idólatras, y a todos los mentirosos, su parte será en el lago ardiendo de fuego y de azufre, que es la muerte segunda.

Sagradas Escrituras 1569
Mas a los temerosos, e incrédulos, a los abominables, y homicidas, a los fornicarios y hechiceros, y a los idólatras, y a todos los mentirosos, su parte será en el lago ardiendo de fuego y de azufre, que es la muerte segunda.

Contenido Relacionado :  Genesis 3:19

¿Prueba el pecado mayor que una persona no es salva? - Apocalipsis 21:8

Pero los cobardes, los incrédulos, los abominables, los asesinos, los inmorales, los hechiceros, los idólatras y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda.

Recientemente recibí una carta de un pastor que se preguntaba sobre el significado de este versículo. Lo siguiente es una ampliación de mi respuesta.

EL COMPORTAMIENTO ACTUAL DE LOS NO SALVOS ESTÁ EN VISTA

Muchos pastores y comentaristas sugieren que este versículo está enseñando algo sobre el comportamiento actual de los no salvos. Se considera que se da para ayudarnos a determinar si nosotros u otros se dirigen al infierno o no.

Un grupo que sostiene este punto de vista (pastores y comentaristas reformados) sugiere que el versículo se refiere a aquellos que nunca han sido salvos. Cualquiera que sea culpable de pecados mayores demuestra que no es regenerado. Por supuesto, suelen matizar esto diciendo que el versículo se refiere a personas habitualmente atrapadas en pecados como la inmoralidad y la mentira. ¿Y qué significa habitualmente? Eso es difícil de precisar, dicen. Sugieren que cuanto más peca una persona, más probable es que no sea salva.

Otro grupo (pastores y comentaristas arminianos) sugiere que este versículo está enseñando que cualquiera que sea culpable de pecados mayores pierde su salvación. Según este punto de vista, sólo aquellos que confiesan y se arrepienten regularmente de sus pecados pueden entrar en el reino de Dios. Si no se confiesa y se arrepiente, se pierde la salvación eterna.

Todos los creyentes pecan y pecan repetidamente (por ejemplo, 1 Juan 1:8, 10). Algunos creyentes se revuelcan en el pecado (1 Cor 3:1-3; 6:18-20; 11:30; Gál 6:1; Santiago 5:19-20; 2 Pe 2:18-22; 3:14-18). Así que el punto de vista de que este verso está enseñando que los pecadores habituales nunca deben haber sido salvados en primer lugar es insostenible.

Contenido Relacionado :  Proverbios 31:25

LA PECAMINOSIDAD ETERNA ESTÁ EN VISTA

Es un error pensar que este verso está describiendo la forma en que los no salvos se comportan aquí y ahora. El verso no dice nada sobre el comportamiento actual de los creyentes o incrédulos. Más bien, se refiere a la pecaminosidad eterna de los incrédulos.

Un pasaje paralelo es Juan 8:24: "Si no creéis que yo soy, moriréis en vuestros pecados". Los incrédulos mueren en un estado de pecaminosidad. Para siempre siguen siendo pecadores. Los creyentes, sin embargo, no permanecen en un estado de pecaminosidad porque son justificados por la fe: "Bienaventurado el hombre a quien el Señor no le imputa el pecado" (Rom 4:8; ver también vv 1-7 y Rom 8:33-34).

Apocalipsis 21:8 no dice nada sobre si los creyentes realmente pecan antes de la muerte o no. Por supuesto, sabemos que lo hacen. Sin embargo, eso no es lo que se plantea en Apocalipsis 21:8. Lo que realmente está en vista es el continuo estado no regenerado e injustificado de los perdidos. Debido a que los incrédulos al morir son sellados permanentemente como aquellos que son injustificados, ellos permanecen como pecadores a la vista de Dios para siempre.

No habrá pecadores ni pecado en los nuevos cielos y la nueva tierra. Según 1 Juan 3:2, "cuando se manifieste, seremos semejantes a Él".

Es interesante observar que este mensaje básico se encuentra tres veces en Apocalipsis 21-22 (Ap 21:8, 27; y 22:15), la sección del libro que trata del reino eterno. Una comparación de estos tres pasajes, y en particular el primero y el último, apoya la conclusión de que el estado pecaminoso de los que están en el infierno es lo que se contempla. Las restricciones de espacio no lo permiten aquí, por lo que trataré Ap 22:14-17 en la próxima edición.

Contenido Relacionado :  Galatas 5:19

Oración

Padre Celestial, gracias por las muchas advertencias que recibimos sobre la importancia de creer en el Señor Jesucristo para el perdón de los pecados y la vida eterna. Gracias que por gracia a través de la fe en Cristo, no seré herido por "La Segunda Muerte".  En Tu ira y juicio, te pedimos que seas misericordioso, y pedimos que muchos incrédulos escuchen las buenas noticias del evangelio y sean salvados, y escapen de la ira que viene. Gracias porque juzgas al mundo con justicia - en el nombre de Jesús oramos, AMÉN.

Vídeos de Apocalipsis 21:8

Contenido

Entradas Relacionadas