Versiculos

Isaías 53:5

Ezequiel 23:20
Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados.

En estos versículos, es un relato de los sufrimientos de Cristo; también del diseño de sus padecimientos. Fue por nuestros pecados y en nuestro lugar, que nuestro Señor Jesús sufrió. Todos hemos pecado, hemos están destituidos de la gloria de Dios. Los pecadores tienen su amado pecado, su mal camino, de la que son aficionados. Nuestros pecados merecen todas las penas y dolores, incluso el más grave. Somos salvados de la ruina, a la que por el pecado nos hacemos responsables, poniendo nuestros pecados sobre Cristo. Esta expiación debía ser hecho por nuestros pecados. Y este es el único camino de salvación. Nuestros pecados fueron las espinas en la cabeza de Cristo, los clavos en sus manos y pies, la lanza en el costado. Él se entregó a la muerte por nuestros pecados. Por sus sufrimientos él compró para nosotros el Espíritu y la gracia de Dios, para mortificar nuestras corrupciones, que son las pinturas al temple de nuestras almas. Bien podemos soportar nuestros sufrimientos ligeros, si Él nos ha enseñado a apreciar todas las cosas como pérdida por él, y al que nos amó primero amar.

versos paralelos

La Biblia de las Américas

Mas El fue herido por nuestras transgresiones, molido por nuestras iniquidades. El castigo, por nuestra paz, cayó sobre El, y por sus heridas hemos sido sanados.

Nueva Biblia Latinoamericana

Pero El fue herido (traspasado) por nuestras transgresiones, Molido por nuestras iniquidades. El castigo, por nuestra paz, cayó sobre El, Y por Sus heridas (llagas) hemos sido sanados.

Contenido Relacionado :  Galatas 5:19


Biblia Jubileo 2000

Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestras iniquidades. El castigo de nuestra paz fue sobre él; y por su llaga hubo cura para nosotros.

Explicación de isaias 53:5

Por sus llagas fuimos sanados es una frase dicha por Isaías hablando de lo que haría Jesús en su obra redentora, una frase que habla en pasado e infunde la fe que debe tener el creyente, sobre la sanidad que da el poder de Dios.

El libro de Isaías fue escrito muchos años antes de la llegada de Jesús, y el profeta Isaías describe lo que padecería Jesús en la cruz, con el fin de traer la salvación a la humanidad.

A través de esas líneas que se encuentra en las Sagradas Escrituras, se detalla el proceso de dolor y padecimiento que tendría Jesús, mucho antes que ocurriera, y todo ello para la salvación de la humanidad.

El sacrificio de Jesús, es para dar victoria eterna y victoria en la tierra.a todos los que se acerque a Él, eso quiere decir que hay victoria espiritual, victoria emocional y también victoria física.

El sacrificio en la cruz de Jesús fue para que la humanidad no sufra dolores ni enfermedades, Él lo hizo para que el dolor y sacrificio que sufrió por los latigazos de su espalda se cumpla en cada persona y sea, completamente, sano.

A través de esas llagas Jesús vino para dar cumplimiento de toda la Escritura, y todo lo dicho por los profetas que profetizaron de Jesús, quien pagó por el dolor y enfermedad, así que los dolores emocionales o físicos y enfermedades, han sido sanados por Jesús, quien sufrió los dolores y las enfermedades para que viva sano.

Contenido Relacionado :  Versículo del día

Oración

“Dios, reconozco que Jesús es tu Hijo, que pagó por mis pecados y el precio de mi plenitud. Recibo por gracia todo lo que El pagó por mí en la Cruz. Te entrego hoy mis pecados, debilidades, enfermedades, cadenas u opresión. Porque no se trata de mí, sino del precio que Jesús pagó. Lávame Señor Jesús con tu sangre, y déjame blanco como la nieve. Sáciame de tu poder, oro esto en el nombre de Jesús, Amen.”

Vídeos de Isaías 53:5

Contenido

Entradas Relacionadas